jueves, 18 de junio de 2009

Eterno retorno.

Una octavilla es la mitad de una cuartilla. Una cuartilla es la cuarta parte de un pliego, el pliego equivale a dos folios y sobre folios están escritas las enciclopedias.
Una enciclopedia particular está en una particular biblioteca, de donde es tomada -no sin dificultad- por la fina y pálida mano de un niño particularmente enfermo, que lee en esta tres palabras: Ablución, alquimia y América, en una sucesión que cree mágica y que lo dejará marcado para siempre.
El niño muere y su cuerpo es enterrado en un lugar cualquiera. En un lugar cualquiera cae una semilla de eucalipto que es nutrida, en parte, por los restos del niño. El eucalipto crece y es cortado. De la madera se hace el papel y sobre el papel una pluma enérgica escribe una fórmula matemática que tiempo después se materializará en una bomba, que tiempo después caerá en una ciudad del lejano oriente matando a cientos de personas. Personas que a su vez abonarán con su podredumbre nuevos árboles de los cuales se harán octavillas, cuartillas, pliegos y folios y sobre los cuales plumas enérgicas escribirán fórmulas matemáticas, garabatos y hasta cartas de amor, en el mejor de los casos.
El niño, sin saberlo, y por caprichos del destino o de la casualidad, impulsó el desatinado progreso humano. Hubiera preferido abonar los grandes rosales del día o las tristes azucenas letales de la noche.

6 comentarios:

Alury dijo...

Por favor... ¡qué bonito! Es tan delicado, que se me acaban de poner los pelillos de punta!
Sigue así, al final me vas a terminar por enganchar.

Un beso muy grande

Maybe dijo...

Excelente texto, me encantó, sobre todo la frase final: "Hubiera preferido abonar los grandes rosales de día o las tristes azucenas letales de la noche".
Saludos.

F dijo...

Muchas gracias, me alegra una barbaridad que les haya gustado.

Escribí ese texto hace más o menos 6 meses. No sabía como terminarlo, entonces leí por casualidad Insomnio, que es un poema de Dámaso Alonso que termina "¿Temes que se te sequen los grandes rosales del día las tristes azucenas letales de tus noches?” Me impactó tanto que decidí utilizarlo, lo adulteré de cierta forma.

Alury, Maybe gracias por pasearse por acá.

Saludos!

marianne dijo...

Saludos! Paso por acá devolviendo la visita y me alegro mucho de haberlo hecho. Me encantó la forma en que escribes, estaré siguiéndote.

marianne dijo...

Posdata: Eres géminis, como yo; venezolano, como yo, y según entiendo serás mi colega cuando termines esa carrera que no te gusta. Te linkeo en mi blog, a ver si te paso algunos de mis escasos, pero excelentes lectores.

F dijo...

Curiosamente,Marianne, también viví un tiempo en Valencia.
Gracias por leer lo que escribo. Un abrazo muy grande.