martes, 23 de junio de 2009

Femina fugit.

Entonces me aferro a ella, porque soy de los que creen que la mujer, como el tiempo y la felicidad, es fugitiva e inabarcable.

Entonces la beso de nuevo y la miro y la muerdo y trato de guardar su olor en mi memoria, por siempre.

Entonces me asaltan dos temores: Uno razonable -el de que se vaya- y otro irrazonable -que se desvanezca-.

5 comentarios:

Alury dijo...

Corto pero intenso

Si alguna de las dos cosas sucedieran, quédate con el olor... En tu memoria nunca se desvanece!
Para mí es el mejor de los 5 sentidos, o por lo menos es del que más disfruto.

Creo que me acabas de dar una idea para un post!!

Un besoooooo ^^

F dijo...

Seguiré tu consejo: Si llegase a suceder me quedaré con el olor.
También tomaré nota, por si acaso llego a conocerte XD.
Un abrazo.

Alury dijo...

Quédate entonces con el olor a coco...
La gente en la facultad saben si estoy o no en clase simplemente por el aroma del perfume!!!!! XD

Rubén dijo...

El olor me hace recordar.

El olor me hace recordar.

El olor me hace recordar todo lo que ya no está.
Las cosas se huelen cuando no estan. Por eso es mejor cerrar los ojos para oler: el mundo se desvanece y solo quedan esas difusas siluetas en el aire.

BanG, bAnG, BaNg... EsToY MuErTo dijo...

yo tengo pesimo olfato...creo que voy mas por la vista y la audicion... y el tacto... aunque primero la audicion...


un saludo F... muy linda tu entrada... me vino un poco de desesperacion tardia al leer esto. bye