miércoles, 17 de junio de 2009

Solo Ellis, que amaba las complejidades...


La conocí hace tres años, más o menos, cuando ambos empezábamos a estudiar leyes. Ella se sentaba en el extremo opuesto de donde yo estaba. Simplemente hermosa, sencilla, misteriosa. Intrigante. Siempre tuve el deseo se besarla. Hace dos días lo hice por primera vez. Ella estaba en mi casa realizando un informe sobre derecho administrativo. Lo hizo mientras yo me quedaba mirándola discretamente, como por accidente. Me dijo que se iba. Le pedí que se quedara un rato más y se quedó un rato más. Luego, dijo de nuevo que se iba, que ya era tarde. La acompañé hasta la puerta. Sabía cual era la llave que abría la puerta, pero fingía no saberlo. Probaba una por una, lentamente, dejando la correcta para el final. De pronto, antes de llegar a la última llave me levanté, tomé su mano y le dije que me acompañara. Caminamos rápidamente hasta mi cuarto, pasé mi mano por detrás de su cuello y la besé.
Yo no pensaba con claridad y ella solo se dejó llevar, creo. Cuando nos acercábamos a la cama me dijo susurrando "detente". Yo no lo hice y continué besándola. Ya estando en la cama me pidió otra vez que me detuviera, con un tono que no había escuchado antes. Como si me exigiera y suplicara al mismo tiempo. Yo me detuve, no podía hacer nada más. Ella se levantó, se miró en el espejo, acomodó su cabello y caminó hasta la puerta. Yo la acompañé. Antes de irse me miró de una forma tan profunda, tan intensa que solo Ellis, que amaba las complejidades, podría describir lo que sentí en ese momento.

2 comentarios:

Alury dijo...

¡¡¡Muchas felicidades!!!

Me alegro que hayas decidido retomar el blog. Como bien dices, es difícil que la gente conozca nuestros blogs. No porque no sean tan buenos como los que tienen los grandes; simplemente, es falta de publicidad...

Me hace mucha ilusión de que me hayas encontrado en la red porque escribes divinamente.
Pero en algo no estoy de acuerdo contigo, ¡los 20 años son los mejores de la vida!
Lo jodido son los típicos 15 años donde tienes las hormonas revueltas y todo te afecta. Ahora estamos disfrutando de nuestra juventud al 100%. Ya tendrás tiempo de cansarte de tus arrugas...

Dejo un link en mi blog con la diracción al tuyo, a ver si mi "pekeña gran familia" se anima a entrar y conocerte.

Ánimo y no abandones el blog... Estamos en contacto, ¿ok?
Un saludo!!!

F dijo...

¡Muchas gracias!

Con lo que has escrito me has dado energía como para postear por un año. Te envio un abrazo grandísimo y mis felicitaciones por tu blog, del que me declaro seguidor.

Tienes razón, exageré con lo de los 20 años. fue una cuestión del momento, me parece, jeje.

saludos!!