domingo, 16 de enero de 2011

Concierto de bolsillo

A las 02:34 un ciclista insomne y descuidado se estrelló contra la M iluminada de un Mcdonalds donde un empleado inescrupuloso robaba los zapatos de los niños que subían al parque, descalzos, para venderlos y así poder financiar su recién adquirida afición a las apuestas en carreras de caballos.
A las 02:34 Jérôme, crítico literario de un periódico de tercera, escribió, acerca de Belén Ullán, "es la mejor poetisa lesbiana desde Safo", y soltó una carcajada.
A las 02:34 una estudiante descubre la belleza de una fórmula matemática, solo para darse cuenta, un poco más tarde, que erró por una fracción y que la belleza es efímera.
A las 02:34 Andrés aprendió con éxito a manejar una navaja sobre el rostro de un desposeído.
A las 02:34 un niño de 11 años halló una perla mientras comía ostras a deshoras en un local Phillies, al norte.
A las 02:34 una anciana rompe la vitrina de una farmacia cuando el farmaceuta le pide que tome un número «cómo los demás».
A las 02:34 alguien se pregunta: ¿Quién no hubiera deseado tener por interlocutor a un ciudadano llamado Federico?
A las 02:34 Lucrecia lee versos de Wordsworth y se identifica en cada una de sus palabras y prefiere no haberlos leído nunca.
A las 02:34 un ciudadano honesto llamado Federico nota que su reloj de pulsera no funciona y que acaba de soñar con la espalda desnuda de la muchacha pintada por Degas.

En otro reloj, el minutero es inclemente: Dan las 02:35.

8 comentarios:

Bauhinia dijo...

Adoro leer cada una de sus palabras... Le agradezco sinceramente cada uno de los maravillosos momentos que me ha regalado.

F dijo...

Gracias por tomarte el tiempo de leer lo que acá está escrito.
Me alegra saber que entre tanta tontería, hayas encontrado algo de tu agrado.
Saludos.

Eva dijo...

g e n i a l

Raymunde dijo...

Con tu permiso, F., me gustaría poner un enlace a tu blog en el mío.

Raymunde dijo...

Gracias.

Bang... dijo...

me gustò esto de las horas, del reloj, y cada evento diferente.

un saludo

mün dijo...

1ero que todo, gracias por escribir.
2do que todo, menos lo primero, el mundo y sus finales felices son tan ficticios como las historias que podemos, o no, inventar... pero cierta rebeldía o inocencia (tal vez ambas) al creer en estos, creo, nos abren ventanas a posibles errores del sistema, que aunque momentaneos, traen una cuota de gratificacion entre sus letras... y al final, a la mierda la felicidad y la tristeza, nos toca estar en todas las estaciones, y llueva o no, algun dia tendrá que sacarnos al menos una sonrisa (y se que esto no basta, pero a veces resulta suficiente).

saludos F de felicidad, fealdad, frío, felipe, frutilla, fusil y tantas otras cosas.

pd: cerré mi blog por un tiempo, luego cambié la dirección, todo debido a problemas de identidad y una falsa privacidad no respetada...

Romina dijo...

jajjja si Victor Jara dice que "la vida es eterna en cinco minutos" un minuto basta y sobra para cambiar una vida

me encantó un relato